English

Marvin quiere mostrar a su hijo Matthew, que él puede triunfar. Marvin planea ir a la Universidad el próximo otoño.

Marvin no sabía nada sobre bebés antes de que su hijo Matthew naciera el pasado noviembre.

“No tenia experiencia en lo absoluto y soy muy joven,” dijo el muchacho que cumplió 18 años el día anterior a celebrar su primer día del padre. “Ahora estoy feliz de ser papá. No hay nadie a quien ame más que a mi hijo.”

Marvin y su novia Luisa, estaban preocupados cuando tuvieron la primera reunión con su enfermera de Nurse-Family Partnership® hace un año. Aunque sus padres los apoyaban, no estaban tan emocionados cuando les contaron que un bebé venia en camino. Los adolecentes se preguntaban si los harían sentirse avergonzados.

“Esperaba que fuera más estricta, quizá alguien con quien realmente no querría estar,” dijo Marvin. “Pero resultó ser extremadamente amigable y fue una muy buena experiencia tenerla cerca.

“Fue mucho mejor de lo que esperaba.”

La enfermera Adriana trabaja para Nurse-Family Partnership de VNA en Jersey Central, cubriendo el condado de Monmouth, N.J. Ella dijo que Marvin es “extraordinariamente” maduro para su edad.

“Él participa activamente en el cuidado del bebé. Ha sido parte de la mayoría de las visitas en el hogar, hace buenas preguntas, es muy solidario y se involucra muy bien con su hijo.”

ELLA ME PREGUNTABA SI TENÍA ALGUNA PREGUNTA Y SIN IMPORTAR CUANTAS TUVIERA, ELLA LAS RESPONDÍA TODAS.

Como la mayoría de los padres primerizos, Marvin y Luisa expresaron mucha ansiedad por enfrentar el embarazo y todos los cambios que les esperaban en sus vidas.

“Había tantas cosas inciertas,” dijo Adriana. “Les ayudé a manejarlas respondiendo a sus preguntas y conectándolos con los recursos.”

Marvin dijo que ella era “muy agradable” y generosa con su tiempo.

“Ella me preguntaba si tenía alguna pregunta y sin importar cuantas tuviera, ella las respondía todas. Fue muy reconfortante.”

Luisa y Marvin, los padres adolescentes, continúan celebrando las etapas importantes juntos – desde el nacimiento de su hijo hasta su graduación de la preparatoria.

Adriana les habló de lo que sucedería durante el embarazo, el trabajo de parto y el nacimiento, lo que les ayudó a disipar sus primeros miedos. Después, cuando Matthew nació, Marvin dijo que ella les enseñó como bañarlo y cuidarlo, y como alentarlo en todas sus etapas del desarrollo durante esos primeros meses críticos de la vida.

Ambos Marvin y Luisa han trabajado duro, arreglándoselas para cuidar de Matthew y terminar su bachillerato. Y Luisa aprecia su auténtica solidaridad.

“Además de ser de gran ayuda, Marvin ama a Matthew,” dijo ella. “Juega con él, le lee y lo mantiene entretenido.”

Los dos padres adolecentes se comprometieron a terminar su bachillerato, dijo Adriana.

“Al principio fue un poco difícil, especialmente para Luisa, quien tenía mucha ansiedad. Pero la animé y le recordé los beneficios de graduarse. También buscó la ayuda de su consejero escolar, y ahora ambos están orgullosos de sus logros.”

Se graduaron este mes de Project TEACH, una escuela preparatoria que brinda cuidado de niños a padres adolescentes cerca de su hogar en Freehold, N.J.

Ellos también tenían trabajos de medio tiempo, hasta que se dieron las órdenes de quedarse en casa por la pandemia de COVID-19.

Antes de la pandemia, ellos se apresuraban todas las mañanas para preparar a Matthew y tomar el autobús para ir a la escuela, después de clases se daban prisa para ir a trabajar y hacer equipo para cuidar de su hijo.

“Espero ahorrar suficiente dinero para conseguir un apartamento para Luisa, para mi y Matthew,” dijo Marvin, quien por el momento vive con Luisa y sus papás.

Ambos planean asistir a la universidad en el otoño.

Marvin dijo que le gustaría estudiar mecánica en un colegio comunitario en White Plains y eventualmente le gustaría ir a la escuela para ser dentista.

“Quiero ir a la Universidad para mostrarle a Matthew que, aunque lo tuvimos cuando éramos muy jóvenes, seguí haciendo lo que tenia que hacer,” dijo. “Quiero ser exitoso y mostrarle que él también puede tener éxito de la misma manera.”

Adriana describió a Marvin como “respetuoso, comprometido e inquisitivo.”

Y ella dijo que también es divertido.

“Ahora hacemos nuestras reuniones por videollamada debido al coronavirus y, al fondo, puedo escuchar a Marvin jugando con Matthew balbuceando y riendo a carcajadas. Es un papá amable, solidario y orgulloso de su hijo.”

La enfermera Adriana describe a Marvin como un padre amable, comprometido y orgulloso de su hijo.

Si bien Marvin admite que ser padre es una gran responsabilidad y mucho trabajo, claramente disfruta el desafío.

“Ser papá es definitivamente una experiencia que disfruto,” dijo.

Luisa dijo que eso era obvio.

“Marvin es un padre maravilloso. Disfruta de su tiempo con su hijo y la cantidad de amor que le muestra es increíble. Como madre es agradable ver a mi pareja y a mi hijo tan unidos.”

Marvin dijo que celebraba cada nueva etapa con su hijo.

“De verdad Matthew se está volviendo muy activo todo el tiempo. Me lleva a una aventura todos los días.”

Contact us to learn more, or so we can get you connected with your personal nurse.

 

* Disclaimer for 28 weeks or less pregnant: Some exceptions may apply please check with your local Nurse-Family Partnership network partner for more information.


Fields marked with an * are required

* These fields are required.